Si no me lo dices, no entro. Never thought there was something interesting in there.

Pues sí. Resulta que en este bloque de pisos se encuentra la Casa Bloc, un piso-museo promovido por el DHUB y que en los años 30 debía ser un primer paso para dignificar la vivienda obrera.

Los arquitectos catalanes de la época de la II República, reunidos en torno al Grupo de Arquitectos y Técnicos Catalanes para el Progreso de la Arquitectura Contemporánea (GATCPAC), apostaron por un urbanismo que proponía otra manera de vivir: más justa, comprometida con la convivencia y defensora de la identidad colectiva.

Aunque solo con reserva previa, se puede visitar una de estas viviendas, el número 1/11, equipado tal como lo pensaron sus creadores.

Para descubrir cómo las mentes más brillantes de hace 80 años, en plena sintonía con la vanguardia europea del momento, soñaron que se podía vivir.

Compra tu entrada aquí.

But yes. Inside this building one will actually find the Casa Bloc, an apartment museum initiated by DHUB and which back in the 30’s was meant to be one of the first steps towards dignifying workers’s living conditions. 

Catalan architects of the Second Republic, brought together by the Grup d’Arquitectes i Tècnics Catalans per al Progrés de l’Arquitectura Contemporània (GATCPAC), proposed a new way of living that was just, accomodated co-existence and defended the collective identity.

Although only via advance booking, one can now visit one of these flats, number 1/11, just the way the architects had envisioned them. 

Discover how the brilliant avant garde minds of the past dreamed living could be.

Buy your ticket here.